martes, 13 de septiembre de 2011

...

Hay días bueno, días malos, días regulares... y también hay días en los que solo pienso en una cosa, en los que me paso el día entero pensando en ti. En cómo sería mi vida tu lado, en cómo nos lo pasaríamos juntos, en el cómo de tantas cosas, pero todas ellas junto a ti.
Después de ese día llega el día malo, el día en el que me doy cuenta de que todo lo del día anterior no valía para nada, de que todo era un sueño que jamás se cumpliría, me doy cuenta de que te quiero pero que a ti te da lo mismo porque para ti no existo..

2 comentarios:

  1. Jajajajajaja
    Muy cierta y muy real esta entrada :)

    ResponderEliminar
  2. De verdad que si... Un besito de parte de las doos :)

    ResponderEliminar