martes, 6 de septiembre de 2011

Y tú estabas allí, con una gran sonrísa en la cara, mirándome con tus preciosos ojos verdes, el tiempo se paró por una milésima de segundo.. Corrí hacia a tí y me lancé a tus brazos .. y me susurraste: " Bienvenida de nuevo princesa ", el corazón casí se me sale del pecho. Mí sueño se había cumplido. Te besé hasta que nuestros labios se desgastaron, y ese día, te juro que ese día, no lo olvidaré jamás, esta historia no tendrá fin. SIEMPRE DE TU MANO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario