domingo, 27 de noviembre de 2011

(L)

Quiero jugar al escondite, darte mi ropa, decirte que me encantan tus zapatos, y sentarme en las escaleras mientras te das un baño.
Y masajearte el cuello y besarte la cara y cogerte de la mano.
Y comer juntos, hablar de tu día, hablar sobre tu día.
Y reírme de tus paranoias.
Y darte música que no vas a escuchar.
Y ver grandes películas, ver películas horribles.
Y no reírme de tus chistes.
Desearte por la mañana, pero dejarte dormir un poco más.
Decirte lo mucho que me gustan tus ojos, tus labios, tu cuello, tu culo...
Y sentarme en la escalera fumando hasta que tus vecinos lleguen a casa, hasta que tú llegues a casa.
Y preocuparme cuando llegas tarde.
Y asombrarme cuando vienes pronto.
Y regalarte girasoles.
Arrepentirme cuando estoy equivocada y estar feliz cuando me perdones.
Mirar tus fotos.
Y desear haberte conocido desde siempre.
Oir tu voz en mi oído, sintiendo tu piel en mi piel.
Y asustarme cuando te enfadas.
Y decirte que eres guapísimo.
Y abrazarte cuando estás nervioso, y sostenerte cuando estés dolido.
Y desearte cuando te huelo.
Y ofenderte cuando te toco.
Y gimotear cuando estoy cerca de ti.
Y también cuando no.
Y asfixiarnos por la noche y morirme de frío cuando coges la manta.
Y morirme de calor cuando no.
Derretirme cuando sonríes.
Y disolverme cuando ríes.
Y preguntarme quién eres pero aceptarte de cualquier modo.
Y comprarte regalos que no quieres y devolverlos.
Querer lo que tú quieres.
Y pensar que me estoy perdiendo a mí misma.

Pero... te contaré lo peor de mí y te intentaré dar lo mejor porque no te mereces menos. Responderte a preguntas que prefiero no saber. Y decirte la verdad, aunque no quiera realmente. E intentar ser honesta porque sé que lo prefieres.

Y déjame acercarme a ti. Y de algún modo comunicarte algo del incontenible, inmortal, superpoderoso e incondicional amor que tengo para tí ..

No hay comentarios:

Publicar un comentario