sábado, 21 de enero de 2012

Conversando con la luna.

Una noche más hablando con la luna, una noche más de remordimientos, de pensamientos, y de palabras rondando por mi cabeza. Esta vez no se por qué, pero cuando me asomé por la ventana se me calló una lágrima, y sin querer.. se me vino el mundo encima. Recordar momentos, recordar personas que ya no están aquí por una razón u otra. Distancia, la jodida distancia, no me dejaba estar ahora con el dueño de mis sueños, era poca, pero había la suficiente distancia como para no estar juntos. Esta vez miré al cielo, y os pedí que me cuidarais, estaban siendo tiempos muy difíciles para mi; mucha gente se había ido de mi lado, y los que permanecían junto a mi no me valoraban mucho, intuía que de una forma u otra, la gente me acabaría dejando sola. Ahora ya solo me quedaba hablar con la luna, era la única que me entendía, la única que estaría hay "escuchándome".

3 comentarios:

  1. la distancia es muy mala...pero si dos personas se quieren...no hay distancia q valga..

    ResponderEliminar
  2. ya ves.. a veces te sientes muy sola y la distancia lo empeora... pero bueno.. se puede salir de todo!!
    1besito ♥
    constantefantasia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. ya pero a veces.. estropea un poco las cosas :S unbeso(L)

    Lucía: si.. pero como tu dices, se sale de todo! :D
    un besitto y ahora me paso por tu blog♥

    ResponderEliminar