sábado, 6 de octubre de 2012

Se esfumaron las promesas.


Una vez más, había perdido todo lo que tenía, todo lo que quería. Volvía a sentir ese vacío en su pecho, ese "te necesito" que gritaba su corazón. Una vez más habían acabado con sus ilusiones, con las promesas que le hicieron como aquel "para siempre", nunca más iban a estar juntos, nunca más se volverían a abrazar, en apenas un día todo eso se había esfumado. Los recuerdos, con el paso de los días, se convertirían en cenizas y, esas cenizas, algún día desaparecerían, y ella lo sabía, estaba segura de ello. No sabía que decir, no sabía que hacer, ni si quiera tenía a quien acudir.. Se limitó a entrar en su habitación, coger su móvil, tumbarse en la cama y empezar a escuchar aquella vieja canción. Mientras, sus lágrimas descendían cada vez más rápido por su rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario