sábado, 17 de mayo de 2014

Gracias por cruzarte en mi vida, gracias por marcharte.


Después de todo este tiempo, ya todo vuelve a la calma. Ya te olvidé, cerré nuestra historia con candado y tiré la llave, para que no puedan salir los recuerdos. La tiré lejos, muy lejos, para que no la pueda encontrar. Para que si algún día me hundo, y la busco... No pueda encontrarla. Fuiste todo, sin ser nada. Pero ahora ya no significas nada, estás superado, estás olvidado. Que te vaya bien, a mi me irá bien, eso tenlo claro. Fue un placer compartir estos años de mi vida contigo, fui feliz... sin duda alguna que lo fui, pero ya no estás aquí, y ahora toca seguir sin ti.


2 comentarios:

  1. Me gusta como escribes, con ésta música lees las entradas y hasta las sientes hahaha, tienes un blog maravilloso! Un saludo desde: http://fleurs-amateurs.blogspot.com.es/ ♥

    ResponderEliminar